La Sierra Nevada de Santa Marta es la montaña litoral más alta del mundo y guarda casi todos los ecosistemas de Colombia que van desde el mar, playas coralinas, manglares, desierto, bosques secos y húmedos hasta las lagunas y nevados que alcanzan unos 5.776 metros sobre el nivel del mar.
Como espacio territorial la Sierra Nevada ocupa 1,48% de la superficie de Colombia y 0,011% de la superficie emergente del planeta. En ella se ha registrado un increíble número de animales y plantas, muchos de los cuales son endémicos adicionando especial importancia a la vida de la región:

El 35,45% de las especies de aves de Colombia se halla en la Sierra Nevada, y constituyen cerca del 7% de las aves del mundo. De las 631 especies de aves 14 son endémicas.
  • Los anfibios constituyen el 8,4% del total del país. De las 50 especies registradas 17 son endémicas.
  • Los mamíferos de la Sierra Nevada representan cerca de 52% de las especies registradas para Colombia
  • De las 33 familias de peces 7 son marinas; 5 familias son de aguas dulces y salubres; y 20 son propias de aguas dulces.
  • De las 92 especies de reptiles el 13% es endémico.
  • Respecto de la flora se tienen: 651 especies de plantas superiores en la selva sub-andina; en la selva andina se tienen 479 especies y en el páramo hay 109 especies de plantas.
A esta riqueza natural tenemos que sumar la riqueza cultural de los cuatro pueblos indígenas Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankwamo. Como habitantes originarios, consideramos que la Sierra Nevada de Santa Marta es un complejo de 19.000 KM2 de sitios Sagrados que orientan nuestras vidas y nuestra cultura particular. Es esta visión la que nos ha permitido preservar a la Sierra como una de las unidades geográficas más biodiversas del país.